Introducción a mi blog de insomnio


Luz Ángela García Sanabria

Estudiante de Diseño Gráfico, 20 años.
"Y es que esta es mi corteza donde el hacha golpeará. Donde el río secará para callar".
Soy solo una persona más, una de esas que necesitan escribir un poco para sobrellevar su vida, solo que esta vez no en un diario solo para mí.
Aquí quiero expresar mis pensamientos, anhelos y preocupaciones, ya que no tengo a nadie a quien confesárselos, nadie quien lo entienda, nadie a quien le quiera ver la cara mientras me lea. Pondré mis mejores intenciones y escribiré los días en que el dolor o la inspiración sean lo suficientemente grandes como para hacerme escribir.
Así que disculpándome por empalagar con mi tristeza, te prometo que habrá días mejores.

Búsqueda

Acceder

Mantener sesión iniciada

Olvidé mi clave

Registrarse

Entrar

Entrar

Nuestras reglas

* No toleramos ningún tipo de agresión física y verbal.

* Acá no obligamos a nadie, nosotros sugerimos muchas cosas pero quien tiene la última decisión es la modelo.

* Publicamos la opinión de quien participa, no la nuestra.

* Todas nuestras modelos son mayores de edad.

* Solo publicamos el contenido que aprueba quien participa.

Quiero salir acá

*nefelibata.fotos@gmail.com

* Es necesario que seas mayor de edad.

* En el mensaje escríbenos que te hace única.

Premium

Vivimos en un mundo donde existen las distintas posturas filosóficas; que dicen que el mundo en el que habitamos es inmóvil y perfecto, que es un constante movimiento que se mueve a la perfección, o que todo lo que existe es un todo ya perfecto, que lo que es siempre será y lo que no, no puede ser, que hemos de dudar de todo hasta de nuestros sentidos.

Existen así mismo distintas formas de ver el mundo, animales que perciben ondas de frecuencias que no podemos oír, entre nosotros tenemos distintos grupos de ojos para ver los colores y drogas que nos pueden llegar a causar sinestesia, sin contar quienes ni siquiera las necesitan para sentirla, hay animales que comprenden los ecos, y enfermedades mentales que provocan ver las cosas de otro tamaño o de diferente profundidad.

En un mundo como este ¿qué más da? Preguntarse qué es imaginario y que no, no solo por lo que acabo de decir, sino por lo que vivimos en nuestro entornos, el país de donde nace el “realismo mágico” y donde verdaderamente podemos experimentarlo. Hablo de sucesos increíbles donde suceden crímenes de novelas de terror, experimentamos sucesos paranormales de toda índole, se replican historias dignas de novelas y personajes de caricaturas que han pasado a ser personas reales.

No es de extrañar que el mundo en el que vivamos ahora se parezca más a los relatos, que los relatos al mundo, cuando hemos experimentado una cultura en la que las personas que ven los Simpson creen que es normal actuar como ellos en vez de tomarlo como una crítica, en la que queremos ser como los de la televisión sin darnos cuentos que son obras exageradas y que nosotros somos humanos al igual que el actor que esta detrás.

El mundo como lo he percibido a lo largo de la vida ha sido surreal, inundada de entretenimiento e idealización, sé que he perdido gran parte de mi vida en un mundo imaginario cuando siempre he estado habitando en este cruel pero hermoso mundo, casi me siento como en una matrix y una más de esas conspiranoicas locas escribiendo todo esto, pero dime ¿no somos acaso un preso más del sistema? ¿Cómo ganado de multinacionales? ¿Cómo peones en una guerra? ¿Cómo esclavos laborales?

No es que piense que haya un reptiliano detrás de todo, iluminati o como quieras llamarlo, pienso que el sistema por el que nos hemos dejado llevar como civilización no has atado a este gran problema del que personas como tú o yo podríamos salir simplemente cambiando el estilo de vida, pero no lo hacemos por comodidad.

A quienes ata es a aquellos desplazados por multinacionales, solo porque el lugar en donde habitan se encuentra ese famoso “oro negro” que es desechado cada vez que cambiamos de celular, o aquellos que tienen que vender su mano de obra en miserias solo porque su país está inundado de pobreza y les sale incluso mejor, por ropa que es solo marca y no calidad, que al igual que los celulares terminaremos desechando al cabo de 2 años.

Lo peor es que ni tú ni yo podemos cambiarlo, porque mientras intentamos ser la “mejor versión de nosotros mismos” y pensamos que todos los demás son estereotipos, mientras vemos series e intentamos encajar en algún círculo social, pensamos que estamos llegando a la sima, a sabiendas que el planeta es cada vez menos habitable, nos despreocupamos. Pocos son los que intentan hacer de este crudo mundo un lugar mejor pero más son los que intentan aprovecharse de la situación.


"Estoy en un mar de maravillas Yo dudo; yo temo; yo pienso cosas extrañas que no me atrevo a confesar a mi propia alma." - Bram Stoker


- 23luces

Compartir facebook Compartir twitter

Foto: Introducción a mi blog de insomnio
texto:Introducción a mi blog de insomnio