Introducción a mi blog de insomnio


Luz Ángela García Sanabria

Estudiante de Diseño Gráfico, 20 años.
"Y es que esta es mi corteza donde el hacha golpeará. Donde el río secará para callar".
Soy solo una persona más, una de esas que necesitan escribir un poco para sobrellevar su vida, solo que esta vez no en un diario solo para mí.
Aquí quiero expresar mis pensamientos, anhelos y preocupaciones, ya que no tengo a nadie a quien confesárselos, nadie quien lo entienda, nadie a quien le quiera ver la cara mientras me lea. Pondré mis mejores intenciones y escribiré los días en que el dolor o la inspiración sean lo suficientemente grandes como para hacerme escribir.
Así que disculpándome por empalagar con mi tristeza, te prometo que habrá días mejores.

Búsqueda

Acceder

Mantener sesión iniciada

Olvidé mi clave

Registrarse

Entrar

Entrar

Nuestras reglas

* No toleramos ningún tipo de agresión física y verbal.

* Acá no obligamos a nadie, nosotros sugerimos muchas cosas pero quien tiene la última decisión es la modelo.

* Publicamos la opinión de quien participa, no la nuestra.

* Todas nuestras modelos son mayores de edad.

* Solo publicamos el contenido que aprueba quien participa.

Quiero salir acá

*nefelibata.fotos@gmail.com

* Es necesario que seas mayor de edad.

* En el mensaje escríbenos que te hace única.

Premium

Estoy sola,


No completamente, muy poca gente lo está, ni siquiera mi hermano sería el caso, pero otra vez vuelvo a lo mismo; como en el colegio me encuentro divagando ahora en la universidad sin nadie con quien hablar más allá del "buenos días" a uno que otro celador.

Celador, que palabra tan interesante; "celar" de cuidar algo que es suyo, diferente a "envidiar" algo que no pertenece.

Por momentos envidio la facilidad que tienen otros para socializar con naturalidad, aunque a veces me considere afortunada de no estar en esa situación de muchos, de verme sola en el ahora para luego encontrarme con quienes extrañeza me relaciono.

Nunca he querido ser repelente y siempre quise amigos, pero por situaciones de la vida me tuve que apartar de quienes podrían provocar daño y como resultado termine repeliendo a más personas de las que yo podría juzgar.

Pese a que crea que cualquier persona contiene un tesoro que enseñar, me termine alejando de tantos por quedarme con pocos.



- 23luces

Compartir facebook Compartir twitter

Foto: Introducción a mi blog de insomnio
texto:Introducción a mi blog de insomnio